Salvar la memoria: Estadios y lugares históricos del béisbol en La Habana

La práctica ininterrumpida del béisbol en Cuba, desde su introducción al país aproximadamente hacia 1864, ha convertido a esa disciplina deportiva en algo natural e identificativo de la sociedad. La pelota constituye, más allá de un mero pasatiempo, uno de los elementos indispensables de la cultura nacional.


Cuando los hermanos Ernesto y Nemesio Guilló, durante la segunda mitad del siglo XIX, trajeron los primeros implementos para practicarlo en Cuba, no podían imaginar que el novedoso juego importado de Estados Unidos inauguraría una de las tradiciones más poderosas y se convertiría en pasión.


Hasta la actualidad ha trascendido el amor por ese deporte que congrega a la mayor parte de la población (hombres, mujeres y niños por igual), conocedora de su práctica y defensora, con verdadero fanatismo, de los equipos representativos de cada territorio.

Localización de los Principales Estadios en La Habana


Sin embargo, generalmente desconocemos aquellos lugares que antaño sirvieron de terrenos de béisbol o, simplemente, se vincularon con la práctica de esta disciplina. Desde el G-CIB hemos confeccionado una suerte de mapa beisbolero, con los lugares más representativos radicados en La Habana, lugar de mayor auge de la pelota, sobre todo en los siglos XIX y XX.


Estadio de Tulipán: Se fundó el 29 de diciembre de 1878. Entre 1878 y 1881 se jugó la Liga Cubana, ahí se disputó el primer partido oficial en la historia, con el choque entre La Habana y Almendares. En aquel momento quedaba ubicado en la conocida Quinta de Palatino.


Antiguo Almendares Park: Su constitución data de febrero del 1881 y allí se jugó hasta la campaña 1915-1916. En el mismo no solo se enfrentaron equipos de la Liga Cubana, también se midieron novenas de las ligas norteamericanas como los Detroit Tigers, New York Giants, Philadelfia Athletics, Cincinatti Reds, al igual que lo visitaron importantes jugadores de la época como Ty Cobbs, entre otros.


Moderno Almendares Park: Se ubicaba en los terrenos que hoy ocupa la Terminal de Ómnibus Nacionales. Quedó inaugurado el 21 de abril de 1918, con un juego de peloteros amateurs. Fue sede de la Liga Profesional hasta el año 1932. En el mismo se contó con la presencia de importantes personalidades del mundo del béisbol de la época como fue el legendario Babe Ruth, durante su visita a la urbe capitalina.
Estadio Tennis Club: Su estadio de béisbol se funda en el año 1925, en el mismo se jugaron las Ligas Amateurs y en el 1932 se jugó la Liga Profesional.


Gran Estadio Cervecería Tropical: Emblemática instalación deportiva cubana, donde se practicó el fútbol desde sus inicios y también el béisbol. Propiedad del próspero empresario Julio Blanco Herrera sirvió de sede en los II Juegos Deportivos Centroamericanos La Habana 1930. Allí se efectuaron las ceremonias de inauguración y clausura, junto al atletismo, el balompié, la pelota y otros deportes. En los inicios se conoció popularmente como el Estadio de Marianao, y después asumió el nombre de la famosa cervecería: “La Tropical”. En el mismo se desarrollaron las ligas profesionales desde 1934 hasta 1946. Se utilizó para que los equipos de la Grandes Ligas vinieran a realizar sus pretemporadas o entrenamientos de primaveras.


El 21 de diciembre de 1937 se jugó el primer partido nocturno de la liga, entre Almendares y Marianao. Actualmente se denomina “Pedro Marrero” y es utilizado como campo de fútbol y la pista de atletismo se aprovecha para entrenar ese deporte.


El Gran Stadium de la Habana (Hoy “Latinoamericano”): Se construyó entre abril y octubre del 1946 con un costo fue dos millones de pesos. Allí transcurrió la pelota profesional cubana dese 1946 hasta 1961. A partir de 1962 acogió los partidos de las nacientes Series Nacionales. Esta instalación se ha utilizado como escenario de diversos espectáculos, rodeos, bailables populares, exhibiciones de boxeo, entre las que resalta la pelea del estelar púgil norteamericano y campeón mundial, Joe Louis, contra el cubano Omelio Agramante.


En el año 1999 le fueron instalados colchones en todas sus cercas, como parte de los preparativos para recibir el histórico juego entre los Baltimore Orioles y la Selección Nacional cubana, uno de los momentos memorables de su historia. Era la primera vez en 40 años que un equipo de Grandes Ligas se exhibía ante el público cubano. Actualmente es la sede de la Federación Cubana de Béisbol.


Cementerio Colón: Está situado en la esquina de la Calzada de Zapata y Calle 12, en la barriada del Vedado. Allí yacen los restos mortales de los jugadores de la Asociación Cristianas de Players, Umpires y Managers de Baseball Profesional. Además, se encuentran los restos del pelotero Cristóbal Torriente, Esteban Bellán y otros peloteros que tanto brillo le dieron a este deporte en Cuba y el mundo.

Por: Víctor Martínez Robert

1 pensamiento sobre “Salvar la memoria: Estadios y lugares históricos del béisbol en La Habana

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: