La rivalidad del momento: César Prieto vs Santiago Torres

El debate entre César Prieto y Santiago Torres alcanzó su punto máximo en la presente campaña beisbolera después de la fenomenal temporada regular protagonizada por ambos jugadores.

La posición de segunda base ha sido, por años, una de la más fértiles dentro de las Series Nacionales cubanas. Han sido muchos los jugadores de gran nivel los protagonistas de rivalidades ilustres dentro de nuestros clásicos domésticos.

En la actualidad no pocos pensarían que, con el descenso de calidad que ha experimentado el campeonato cubano, resulta poco frecuente ver este tipo de rivalidades. Sin embargo, en días recientes, dos camareros se han convertido en habituales a la hora de hablar de los mejores jugadores de cada temporada.

El debate entre César Prieto y Santiago Torres alcanzó su punto máximo en la presente campaña beisbolera después de la fenomenal temporada regular protagonizada por ambos jugadores.
Cierto es que cada persona concebirá su análisis tomando en cuenta los criterios estadísticos que considere más importantes y cuando se trata de estadísticas tan destacadas en uno y otro caso la tarea no resulta nada fácil. Pero antes echemos un vistazo al rendimiento ofensivo de ambos peloteros.

Cesar Prieto Vs. Santiago Torres

Luego de analizar las estadísticas de ambos puede apreciarse que los acápites de tacto le han pertenecido al cienfueguero, mientras que el indómito ha sido mejor en las estadísticas de poder. Pero analizarlo todo de una manera tan superficial podría resultar engañoso, así que trataremos de analizarlo todo de una manera más profunda.

La principal credencial que exhibe César Prieto esta temporada es su título de bateo con .403. Además, su BABIP (promedio de pelotas puestas en juego) de .402, respalda sus capacidades como bateador de tacto. Empero, Santiago Torres fue ligeramente mejor en OBP (average de embasado) con .466.

Esto demuestra que, a pesar de terminar con un average ofensivo inferior al de su rival tuvo una mejor renta en cuanto a bases por bolas, aspecto que le llevó a ser más efectivo que el cienfueguero a la hora de embasarse. A todas luces, un plus importante, sin importar por que vía haya sido.

En cuanto a los acápites relacionados con la fuerza al bate, puede verse que fue el santiaguero quien conectó una mayor cantidad de cuadrangulares y de triples, pero en los dobles fue el de la Perla del Sur el más destacado.

Para dilucidar esto resultan muy útiles las estadísticas de promedio y en ese terreno es el indómito el más destacado en cada uno de los departamentos de poder, lo que demuestra su mayor capacidad de conectar extrabases con relación a la cantidad de veces al bate.

Francamente es válido decir que César Prieto también tuvo un buen desempeño si se analizan sus promedios de poder. De hecho, su ISO (poder aislado) de .176 supera el valor de .150 estimado por la MLB para ser considerado como bueno, pero incluso en este acápite donde el indómito sacó mayores diferencias.

En el resto de dichos departamentos la diferencia sacada por el indómito al cienfueguero no fue tan apreciable, por lo que resulta casi vital buscar una estadística que lleve a un valor único el rendimiento de ambos camareros.

Para esto se toma el BPO (bases por outs), que al día de hoy resulta una de las estadísticas más abarcadoras que pueden ser utilizadas en nuestro país para evaluar el rendimiento ofensivo de un pelotero.
Como lo indica su nombre, este departamento incluye todas estadísticas que generen que un bateador se embase o sea puesto out y en este caso se puede apreciar como Santiago Torres fue superior a pesar de que César Prieto exhibió un promedio superior al de una base por cada outs, lo cual resulta extraordinario.

En resumen, ambos camareros han protagonizado una temporada espectacular. El rendimiento ofensivo de ambos claramente es muy superior a la media de nuestro campeonato en la actualidad.

Si al día de hoy se conformara un equipo Cuba, ambos peloteros son merecedores de un lugar sin dudas. Pero si hay que elegir quien ha sido el mejor, el voto de este escritor va para Santiago Torres, por haber sido más destacado tanto en su capacidad de embasarse como en sus mayores dotes para conectar batazos de largometraje.

Autor: Arian Castro

Deja un comentario