José Dariel Abreu, números de un inmortal


Por: Arian Castro


Cuando en un trabajo previo, este autor hablaba de las potencialidades que tendría José Dariel Abreu de culminar su carrera en la MLB entre los mejores bateadores cubanos de todos los tiempos, estaba claro que dicho tema merecía ser abordado de una manera más amplia. El cubano participa en su séptima campaña y continúa acumulando excelentes estadísticas. Sus resultados permiten pensar que podría retirarse con la etiqueta de inmortal.


Desde su temporada de novato en el 2014, Abreu demostró su valía con números que le dieron su primera participación en el Juego de Estrellas, y el Premio al Novato del Año de la Liga Americana. Sus buenas actuaciones en las posteriores temporadas demostraron que se trataba de un pelotero curtido, con el nivel para estabilizar números destacados durante varios años.
En la presente temporada se encuentra entre los candidatos al Jugador Más Valioso de la Liga Americana, un galardón que sólo dos cubanos han podido ganar, José Canseco y Zoilo Versalles. Debido a esto, resulta válido analizar cuáles pudieran ser las estadísticas que Abreu podría lucir al final de su carrera.


Es importante aclarar que el jugador debutó en el mejor béisbol del mundo con 26 años, por lo que se encuentra en desventaja para buscar grandes números de por vida. A sus 33 años es lógico preguntarse hasta cuándo podrá mantener ese buen rendimiento. En este caso se presentan los números hasta sus 40 años manteniendo la regularidad de sus estadísticas.


Para hacerlo se establecerá un procedimiento simple, se tomarán la frecuencia de hits, jonrones y carreras impulsadas por temporada hasta ahora, y se calcularán por siete temporadas más. Además se compararán con los mejores peloteros cubanos en cada departamento estadístico. Una excepción se hará con el average donde la comparación se efectuará con el resto de los cubanos que sobrepasaron las 1000 veces al bate.

El promedio ofensivo de José Dariel en estos momentos es el cuarto mejor de todos los tiempos entre los nacionales Solo superado por estrellas como Tony Oliva, Orestes Miñoso y Alex Sánchez. Este acápite viene a desmentir que el “El Pito” solo destaca por su ofensiva de largo metraje.

Esta tabla muestra que si «Pito» Abreu mantuviera su rendimiento por siete años más, culminaría su carrera como cuarto mejor en este departamento. Si existe alguien que pueda pensar que Abreu es solamente un slugger, pues esta estadística demuestra que es un bateador destacado en todos los sentidos.

Todos comentan de Palmeiro y Canseco cuando se habla de jonroneros cubanos en la MLB, sin embargo, la sombra de los esteroides les ha impedido llegar al Salón de la Fama. En el caso de Abreu, de mantener su rendimiento podría terminar su carrera como tercero de esta lista acercándose a los 400 cuadrangulares, lo cual es una cifra sumamente respetable en las Grandes Ligas, y lo colocaría como el tercer mejor jonronero cubano de la historia.

Tomando en cuenta la frecuencia de impulsadas que lleva Abreu en estos momentos, y manteniendo ese ritmo, podría culminar su carrera bien posicionado en este acápite. Solo superado por tres hombres con números de Salón de la Fama.
Al analizar estos guarismos de José Dariel Abreu es de esperar que culmine su carrera entre los mejores cubanos de la historia en los principales departamentos ofensivos. Es imprescindible tomar en cuenta el escenario excepcional que se vive este año, con una temporada de solo 60 juegos.


También resulta difícil mantener el rendimiento mostrado hasta ahora cuando se acerque a los 40 años, lo que si está claro, es que «Pito» Abreu se ha ganado un lugar entre los bateadores más destacados del momento en la MLB, y se vislumbra como uno de los grandes peloteros cubanos de la historia en el mejor béisbol del mundo

0 pensamientos sobre “José Dariel Abreu, números de un inmortal

  1. Pito Abreu tiene madera y talla de EXTRACLASE. No es solamente un slugger nato, es un TRONCO de bateador, con promedios que compiten con muchos chocado res de bolas. Y además es un productor de carreras espectacular, que al final, es el objetivo para ganar un juego. Desde que debutó en Cuba demostró que era bueno. En MLB, ha sentado cátedra y es respetado por todos, tanto compañeros, como rivales. Éxitos para él. Ojalá llegue rl día, donde no sea una utopía, qud peloteros cubanos puedan jugar y demostrar su valía, en las Grandes Ligas, sin tener que abandonar el país, dejando atrás, tantas cosas. Saludos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: