En Cuba ningún partido de béisbol pasó las cuatro horas

Por: Dr. Oscar Fernández Flores

El tiempo prolongado de los juegos de béisbol resulta motivo de preocupación, tanto a nivel nacional como internacional. En este sentido, las autoridades deportivas relacionadas con el mismo, dentro y fuera de nuestras fronteras, adoptan un conjunto de medidas cuyo objetivo persigue disminuir la extensa duración de los mismos, a veces innecesarias.

Una pregunta salta a la vista ¿Han sido demorados, a través de la historia, los partidos de béisbol? Con la finalidad de lograr un esclarecimiento sobre el tema, decidimos realizar un estudio al respecto. En total se analizaron 516 partidos correspondientes a la Liga Cubana de Béisbol Profesional, efectuados entre los años 1908 y 1960. Como condición para realizar este estudio se adoptaron dos premisas. Primero, que los partidos hayan durado nueve entradas exactas y tener documentado el tiempo oficial de cada uno. Ambas referencias se hayan documentadas en la prensa de la época.

En un primer momento se analizaron 51 partidos realizados entre 1908 y 1927. Con menos de dos horas, un total de 28 cotejos, lo que representa el 54,9 por ciento del total. Asimismo, 23 choques comprendieron entre dos y tres horas, para un 45,1 por ciento. El juego de menor duración fue de ¡Una hora y un minuto! El de mayor duración de dos horas y 40 minutos. Con más de tres horas de duración ¡Ninguno! La media quedó establecida en una hora y 44 minutos.

Al ampliar la muestra a 465 desafíos, celebrados entre 1948 y 1960 encontramos que, con menos de dos horas se desarrollaron 73; entre dos y tres terminaron 386 juegos y sobrepasaron las tres horas solo seis partidos. El encuentro de menor duración fue de una hora y 34 minutos y el de mayor fue tres horas con 35 minutos. La media fue de dos horas y 20 minutos.

De forma general, en el período, en menos de dos horas, se jugaron 101 pleitos, el 19,5 por ciento. Entre dos y tres horas un total de 409, para un 79,2 por ciento. Con más de tres horas de duración, solo seis, para 1,1 por ciento. La media rondó las dos horas y trece minutos y ¡Ninguno llegó completó las cuatro horas!

Deja un comentario