El fenómeno Yulieski Gurriel: profeta en otra tierra (II parte)

Yulieski Gurriel en los astros

Yulieski Gurriel. Foto: G-CIB

A Yulieski Gurriel pocos le auguraban un futuro promisorio en el béisbol de Grandes Ligas. Con 32 años de edad, de seguro los equipos lo pensarían dos veces antes de ofrecerle algún contrato. Sin embargo, los Houston Astros le dieron una oportunidad al cubano, considerado el más talentoso de su época. La franquicia tejana le concedió un acuerdo por cinco años y 50 millones de dólares.

Tras llegar a Houston, sufrió un cambio brusco, pues tuvo que salir de su acostumbrada tercera base y comenzar a fildear en el primer cojín y ganarse un puesto como inicialista del equipo grande. En la temporada 2016, su primera en el mejor béisbol del mundo, el Yuli participó en solo 36 juegos y apenas consiguió 34 hits en 130, para una irrisoria línea ofensiva de .262/.292/.385 (AVE/OBP/SLUG), con tres home runs y 15 carreras impulsadas.

Para la campaña 2017, mejoró con creces sus resultados. En 139 choques sobrepasó el centenar de indiscutibles (158) y su average ese año ascendió .299, su mejor registro histórico a este nivel. Pero lo que más llama la atención en este atleta es su capacidad de pegarle a la pelota en juego y evitar poncharse. El BABIP o promedio de bolas puestas en juego de Gurriel fue de .308, gracias a que solo tomó ponche en 62 ocasiones, de unas 564 comparecencias al bate.

Al conectar 18 batazos de vuelta completa, remolcar a 75 astros y exhibir un BPO (base por out) positivo de .754, devino pieza clave de Houston en la postemporada de esa temporada y en el primer título de Serie Mundial para la franquicia, dejando atrás a colosos de la talla de los New York Yankees y derrotando en una final épica a Los Angeles Dodgers.

Varios meses después, salió a la luz pública el famoso escándalo por el robo de señas que protagonizaran los World Series Champions del 2017 y que involucró al Yuli, quien reconoció haber caído en este flagelo.

El 2018 pasó prácticamente sin penas ni glorias. Otro año más en el Big Show y, aunque no pudo disfrutar de nuevo el clásico de otoño, acumuló números respetables, a pesar de considerarse un veterano fuera de sus mejores tiempos. En 537 turnos oficiales conectó 156 imparables, de ellos 33 dobles, un triple y 13 cuadrangulares.  

Los números de Yulieski Gurriel en la MLB
Estadísticas de Yulieski Gurriel en MLB. Foto: G-CIB

Su mejor temporada ofensiva en las Mayores constituyó, sin dudas, la zafra del 2019. Du nuevo se volvió a pegar a los .300 tras alcanzar registro de .298 de average, .343 de OBP, .541 de SLG y .884 OPS, el mejor de por vida en esa pelota.

Si a estadísticas más avanzadas se refiere, el oriundo de Yaguajay, en Cuba, terminó el calendario regular con BABIP de .289, un poder aislado (ISO) descomunal, de hecho, entre los mejores en la Gran Carpa ese año.

Esto gracias a que consiguió 40 dobletes, par de triples y 31 batazos de vuelta entera. Su mejor marca en este apartado en cinco años en la Major League Baseball. No obstante, poco pudo hacer para ayudar a su equipo en su lucha por otro anillo de Serie Mundial al ceder frente a los Washington Nationals.

El pasado 2020 no fue, ni mucho menos, un buen año para Yuli Gurriel. Su rendimiento de bateo cayó considerablemente junto con el de su equipo, sobre todo en las postrimerías del torneo y en la postemporada. En definitiva, los Astros perdieron ante los finalistas del Tampa Bay Rays y el otrora 01 de los Industriales de La Habana estuvo a poco de salir de la franquicia, pero renovó nuevamente y, al menos por otra temporada, se quedará en el “Minute Maid Park”.

Estadísticas por temporada de Gurriel. Foto: G-CIB

Por: Alejandro M. Abadía Torres

Estadísticas: Ing. José Antonio Pérez

Síguenos en Twitter como: @GCIB11

Búscanos en Facebook como: G-CIB

Deja un comentario