El Equipo Ideal: Catchers

Por: Adonay Villaverde e Ing. José Antonio Pérez He

En cualquier esfera de la sociedad existe la polémica sobre quién se considera el mejor en determinada actividad. Quizás, dentro del mundo de los deportes dicha disyuntiva cobra mayor fuerza ¿Lionel Messi o Cristiano Ronaldo? ¿Pelé o Maradona? ¿Nadal o Federer? ¿Lebron o Jordan?… Las preguntas serían infinitas si de comparaciones hablamos. 

El Grupo Cubano de Investigación del Béisbol (G-CIB) decidió realizar una selección de los mejores peloteros cubanos durante las 59 temporadas de las Series Nacionales de Béisbol, a partir de un análisis objetivo e integral (ofensiva y defensiva). De seguro la publicación generará un profundo debate entre el público conocedor, pero sin dudas le pondrá mayor sabor al deporte de las bolas y los strikes en la mayor isla del Caribe.

Con estas líneas pretendemos realizar un análisis integral con el fin de elaborar una suerte de Equipo Ideal por posición. Si bien es cierto que existen posiciones en las cuales la defensa posee mayor relevancia, como los receptores y torpederos, trataremos de cierta forma de equiparar cada parámetro de acuerdo a su valor en el juego. La integralidad, al fin y al cabo, radica en tener calidad en ambos aspectos.

Hoy comenzamos abordando la figura de los catchers -la posición que requiere más tiempo para que el atleta alcance maestría deportiva-. Como posición clave dentro de los terrenos, sin un receptor con buena defensa y habilidad para guiar el pitcheo ningún team puede aspirar a la victoria. Al ubicarse de frente al juego tiene la posibilidad de ver y colocar a los jugadores en el campo, de acuerdo al tipo de lanzamiento que pida

Pero, ¿Qué parámetros debemos escoger para seleccionar a los catchers y permitan, a la vez, evaluar al resto de las posiciones? Desde G-CIB proponemos tener en cuenta el promedio de juegos en Series Nacionales: alrededor de 90 juegos y 300 veces al bate por temporada; jugadores con al menos diez temporadas y un mínimo de 3000 veces al bate. Quienes cumplen los parámetros antes mencionados han sido los de más durabilidad y consistencia para ser considerados en el selecto listado.

TABLA CATCHERS 1

Como puede apreciarse resulta difícil equiparar los números ofensivos, pues todos no presentan la misma cantidad de veces al bate. Por tal motivo, para realizar una mejor equivalencia llevaremos sus números a las 300 veces al bate, es decir cuánto producen cada 300 veces que se paran en home. Calculamos en cada departamento cuánto producen por veces al bate (ejemplo: VB/HR); el resultado lo dividimos por 300 y obtenemos la producción ofensiva durante esa frecuencia.

TABLA CATCHERS 2

En esta oportunidad podemos medirlos de forma más pareja debido a que conyamos con los números de cada uno cada 300 veces al bate.  Ahora debemos ubicarlos en una tabla de puntuación con el máximo de 17 puntos. Por ejemplo, en los HR Pedro Medina, Osvaldo Arias y Juan Manrique tienen 14 bambinazos en el primer lugar, los tres obtienen 17 ptos. y de esta forma se van otorgando los puntos en descenso a los lugares siguientes. En el caso de los ponches, la mayor puntuación la recibe el que menos strikes outs recibe. Al final sumamos los puntos obtenidos por los receptores en cada departamento y lo dividimos entre 21, que son las estadísticas a evaluar y obtenemos un promedio.

TABLA CATCHERS 3

Entre los receptores más ofensivos figuran Juan Manrique, Rolando Meriño, Pedro Luis Rodríguez, Pedro Medina y Yosvani Alarcón, únicos con más de 14 de puntuación. En un segundo plano Eriel Sánchez y Ariel Pestano con 13 unidades. Estos primeros cuatro resaltan entre los aficionados a la hora de referirse a los máscaras más prominentes madero en mano.

A la hora de valorar al encargado de portar los arreos se valora mucho el porciento de cogidos robando. Este departamento resulta vital para desarticular la ofensiva contraria al evitar poner corredores en posición anotadora. Cuando un receptor es bueno frenando a los robadores hace mermar las estrategias del contrario. El otro renglón destacado son los pass ball. Mientras menos errores cometa, mayor garantía tendrá el serpentinero de efectuar sus lanzamientos. Aquí una lista con los mejores a la defensa.

Lo siguiente que haremos será aplicar la misma operación de igualar la actuación de nuestros encartados en la defensa con 90 juegos, o lo que es lo mismo, 810 innings. Dividimos los departamentos entre los innings (ejemplo IP/PB) y el resultado se divide por 810 resultando los números que harían en esta cantidad de inning. Cabe destacar que en las Grandes Ligas de Estados Unidos se usa este método para conocer la proyección de los jugadores en una temporada. En el béisbol cubano, después de 1962, han ocurrido tantos cambios que sería difícil establecer una evaluación estable de los jugadores y más difícil aun de las temporadas. estos son los números cada 810 inning.

En el caso de las bases robadas sería el primero el que tiene menos y el de menor puntuación el que permite más estafas. Veamos qué nos ofrece la tabla de la puntuación. La suma se divide entre 9 (departamentos a medir) y tenemos un promedio.

Puede apreciarse la amplia diferencia entre Pestano y el resto. El Villaclareño es el único que se da el lujo de estar en 15 puntos. Llaman la atención los números defensivos de Eriel, pues siempre se consideró eminentemente bateador. Un tercer grupo presenta poco más de 12 puntos, algo esperado, aunque pudiera pensarse que Juan Castro poseía mejores guarismos.

¿Qué nos queda? Pues sumar el promedio ofensivo con el defensivo y nos dará el receptor más integral de las series nacionales.

Ariel Pestano es el receptor más estable en su rendimiento, uno de los que logra mantener ambos renglones por encima de trece puntos. Único en obtener quince puntos y por supuesto por encima de 28 en el total. Muchos concuerdan que es el mejor receptor que ha pasado por las Series Nacionales y los números no mienten. Eriel Sánchez ocupa el segundo lugar, el otro jugador con ambos renglones por encima de trece.  El tercer lugar para el capitalino Pedro Medina, el otro atleta con puntuación por encima de 26.

La prestigiosa revista Bohemia, al cerrar el siglo xx, confeccionó unas todos estrellas de las nacionales. Como mejor receptor colocó a Juanito. Las críticas de fanáticos y especialistas no faltaron a esta decisión, pues para muchos Medina era el receptor más completo de la pelota cubana después de 1962 hasta el cierre de siglo. Los números no mienten, pues los que lo superan (Pestano y Eriel). Pues nada fanáticos al deporte de las bolas y los strike… a polemizar sobre el tema.  No dejemos morir a nuestro pasatiempo nacional.    

0 pensamientos sobre “El Equipo Ideal: Catchers

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: