Cubanos en ligas asiáticas, dominio de pitchers antillanos

Por: Alejandro M. Abadía Torres y Gian Franco Gil

Para nadie es un secreto la calidad del pelotero cubano. En más de una ocasión, los nacidos en esta isla han brillado en los mejores torneos de béisbol del planeta. Sin embargo, la mayoría de dichos exponentes constituyen jugadores de posición. Pocos lanzadores, en comparación con los bateadores, han alcanzado “fama” en circuitos de primer nivel. Eso sí, los serpentineros criollos que actúan en esas ligas resultan verdaderos exponentes de calidad.

Los lanzadores poseen el control del juego casi en su totalidad, al menos en cuanto homeruns, ponches y bases por bolas, pues respecto a los hits permitidos mucho depende de lo que pueda hacer la defensa de su equipo. Quiere decir esto que existen condicionantes influyentes en el desempeño del pitcher, más allá de tener sobre el box a un supersónico. Solo los juegos ganados y el promedio de carreras limpias no bastan.

¿Qué tan buenos pueden ser Moinelo y compañía? Preguntas como esa inundan la mente de cualquier seguidor de nuestro deporte nacional. Para salir de dudas necesitamos desterrar viejas concepciones y adentrarnos en la modernidad de un deporte cada vez más nuevo. El béisbol cambió y quedarnos rezagados no puede ser una posibilidad.

Esta vez nos acercamos a la labor de los monticulistas cubanos en las ligas profesionales de Japón (NPB), Korea (KBO) y Taiwán (LBPC) para comprender un poco más el aporte de nuestros compatriotas en estos certámenes asiáticos. Los guarismos expuestos corresponden a los registros acumulados hasta el pasado miércoles 12 de agosto.

Raydel Martínez y Liván Moinelo: “apagafuegos” en la tierra del sol naciente

El pinareño Raydel Martínez ha visto acción en 17 juegos de la actual temporada de NPB con su equipo Dragones de Chunichi. En siete de ellos tuvo decisión, una victoria y seis puntos por juego salvado, para impecable balance de victorias y derrotas de 1.000. Durante las 17 entradas lanzadas que acumula, los rivales solo le batean para raquítico .167, esto luego de soportar 11 hits ante 66 bateadores enfrentados.

Llama la atención el WHIP exhibido por el vueltabajero, quien con 1.06 constituye el cubano que permite menos oponentes embasados por cada inning. Como es lógico, al permitir entrar en circulación a un número tan reducido de bateadores, no debe parecer raro el bajísimo ERA de 0.53.

Aunque el rol de Raydel en su novena es el de cerrador, vale la pena echar un vistazo al número de ponches, bases por bolas y homeruns que el pitcher consigue (o concede) por cada nueve entradas lanzadas.  Si lanzara el juego completo, como promedio otorgaría 3.71 boletos de libre tránsito; poncharía a 4.24 y cómo aun no le pegan de cuadrangular, pues desechamos ese dato. De esta forma podremos comprender mejor el verdadero aporte de uno de los mejores serpentineros con los que cuenta Cuba actualmente.

En el caso de Liván Moinelo, el relevista de los Fukuoka Softbank Hawks subió a la lomita 24 veces y solo registra un fracaso y un salvamento. Sucede que a Moinelo lo utilizan como pitcher de 8vo inning y no como cerrador, un mito bastante extendido de este lado del Océano Pacífico.

No obstante, con 1.96 de ERA y WHIP de 1.17, el internacional con Cuba en el pasado Premier 12 permite solo .172 de average ofensivo en contra, esto a que solo le han conectado imparables 16 de los 93 bateadores enfrentados. Si continuamos con similar procedimiento al empleado con Raydel Martínez podremos establecer que Moinelo, cada 9 entradas, otorga 4.30 bases por bolas y abanica a 17.22 bateadores contrarios. Una barbaridad.

Odrisamer Despaigne y Ariel Miranda: Por otra oportunidad en Korea y Taiwán

A pesar de no dejar una grata imagen tras su paso por la Major League Baseball (MLB) de Estados Unidos, el exindustrialista Odrisamer Despaigne ha lucido dominante en el béisbol de Korea con el elenco KT. Con 19 apariciones en la lomita, Odrisamer ha obtenido diez sonrisas y cinco fracasos esta campaña para balance de ganados y perdidos de.667. Pero como aclaramos con anterioridad estos números no son definitorios ni mucho menos, pues para anotarse victorias no importa si el lanzador soportó 1 o 21 carreras, basta con que su equipo haya conseguido una más que el contrario para anotarse victoria.

De manera que debemos remitirnos a la cantidad de rivales que se le embasan como promedio por innings y nos percataremos de que su WHIP es de 1.36, en 116 entradas lanzadas. Un ERA de 4.03 no es de extrañar en una liga eminentemente ofensiva, pero, aun así, Odrisamer está dominando en la liga coreana. Tras enfrentar a 498 rivales, estos le batearon para .253, el más alto average en contra de entre todos los cubanos en esa parte del mundo.

El cubano Ariel Miranda llegó a la LBPC de Taiwán luego de un periplo por las principales ligas de béisbol del planeta. El zurdo mayabequense, quien defiende los colores del CTBC Brothers lanza para 4.17 promedio de efectividad y average en contra de .226. Luego de haberse enfrentado a 425 adversarios solo se embasaron por entrada una media de 1.35, trece de ellos desaparecieron la pelota más allá de los límites del terreno. Con registro de 35 bases por bolas y 108 ponches (líder en un momento de la liga), Ariel Miranda acumula promedio de 10.01 estrucados y 3.24 boletos por juego.

Onelki García: ¿Un pitcher ganador? 

Onelki García defiende los colores del Hanshin Tigers perteneciente a la NPB. Con experiencia en MLB, el guantanamero llegó a esta temporada con altas expectativas para su equipo. Aunque no lo ha hecho mal, todavía dista mucho de su verdadera capacidad como serpentinero. Una victoria y cuatro derrotas apuntan a un paupérrimo balance de .200. En 45.2 de innings Onelki acumula 192 bateadores enfrentados, de los cuales 38 lograron conectarle de hit para .198 de average negativo y WHIP de 1.33 por entradas. De manera que, si Onelki lanzara un juego completo lograría retirar por la vía de los strikes a 6.57 por juego y regalar 4.38 bases. 

Yariel Rodriguéz: debut con el equipo grande

Considerado uno de los pitchers más talentosos en Cuba actualmente, el camagüeyano Yariel Rodríguez consiguió integrar el roster del equipo grande de los Chunichi Dragons. Hasta el pasado miércoles 12 de agosto, Yariel solo había lanzado en un juego durante seis y un tercio de inning, con ocho ponches y tres bases por bolas. Esa noche los rivales le anotaron dos carreras limpias y fijó su promedio en 2.95, mientras que con 0.82 de WHIP evidenció credenciales de calidad en el béisbol japonés.

Deja un comentario